Los Lunes al Sol: ¿Qué mas tiene que hacer Unai Emery?

 Por Ander Barroso.-

En Valencia huele a fin de ciclo. Existe un malestar generalizado entorno al equipo ché y en particular hacia Unai Emery. Lo que se puede considerar como una sorpresa, si cogemos la clasificación y vemos la posición de este Valencia, consolidado en la tercera posición, que a día de hoy, con Madrid y Barca en otra galaxia, es lo máximo a lo que puede aspirar este equipo. No es nueva la exigencia del público de Mestalla, pero creo que tendrían que ser más sensatos en estos momentos. Principalmente porque el Valencia ha vivido y vive en los últimos años unas penurias económicas que han tenido grandes consecuencias en el factor deportivo como las marchas de tipos indispensables, llámense Villa, Silva o Mata. Si a ello le sumamos que el club no tiene el mismo presupuesto que rivales directos como Málaga, Atlético o Sevilla, el merito del gran trabajo que está realizando Unai Emery empieza a tener sentido. Porque el técnico guipuzcoano ha sabido mantener al equipo en esa tercera posición a pesar de la perdida de un potencial importable Puede que el equipo no juegue un fútbol atractivo, pero, ¿acaso tiene las herramientas para hacerlo? Probablemente esa sea la pregunta para entender un poco más porque este Valencia sigue sin dar espectáculo y valorar un poco más el gran hacer de Emery.

 Los leones siguen indomables en La Catedral

Los derbis vascos entre Athletic y Real Sociedad no suelen defraudar y el de este domingo no fue menos. Dos equipos que este año apuestan más que nunca por un estilo atrevido y vistoso, en el mejor escenario posible y con un público enloquecedor. Es posible que no hicieran el mejor fútbol que han hecho hasta ahora, pero las disputa, intensidad y emoción que se vivió en San Mamés, lo convirtieron en un derbi apasionante. Y ahí ganó el Athletic, sin ser tan superior a la Real como otras veces. A los de Bielsa les está costando imponer su estilo en estos últimos partidos como local, pero al igual que contra el Málaga, los bilbaínos volvieron a mostrar su faceta más resolutiva y práctica. El Athletic ha producido mucho más juego que en el derbi otras veces. Síntoma de que el equipo va a más y un premio al gran trabajo de Bielsa y sus pupilos.  El pasado lunes Del Bosque llamó a cuatro jugadores rojiblancos para ir con la absoluta (Llorente, J. Martínez, Iraola y Muniain) como reconocimiento a la excelente campaña de los leones, pero este equipo es mucho más que dos o tres nombres, como así se demuestra con el rendimiento de Herrera, De Marcos o Susaeta, autor de los dos tantos de la tarde. Es un equipo joven, con mucha hambre y lleno de confianza. En Bilbao se empieza a soñar con la Champions League.

Se descarrila el tren perico

El cuadro perico ha perdido una marcha en las últimas semanas de competición y le está costando más de la cuenta retornar a la senda del triunfo. Cinco partidos sin ganar es demasiado para un equipo con aspiraciones a Europa. Ayer tuvieron muy buenas intenciones, pero estuvieron desacertados en todo lo que hicieron y en ningún momento tuvieron alguna opción de plantar cara al Madrid. Hace un mes escaso era el gran aspirante a ocupar la cuarta posición y hoy está en la undécima posición de la Liga, aunque con lo baratas que están este año las plazas de competiciones europeas, todavía tienen tiempo suficiente para volver a los puestos nobles. Ambición y talento no les va a faltar.

Dos grandes en horas bajas

Dos colosos de Europa como Chelsea e Inter de Milan atraviesan una época de ‘vacas flacas’. Inmersos en una crisis deportiva aguda, londinenses y milanistas afrontan los últimos meses de la temporada con muy poca opciones de hacer algo grande e incluso peligra seriamente su participación la próxima temporada en la Champions. De hehco, Abramovich se ha cargado a Vilas Boas en busca de un revulsivo que enderece el rumbo del equipo ante el temor de que los ‘Blues’ se queden fuera de la Copa de Europa. Dos equipos con muchos nombres y potencial a la vista, pero con bastantes limitaciones a la hora de dar criterio al juego y fluidez a la conducción y atrás cometen errores garrafales. Necesitan una limpieza profunda y retirar a buques insignias que lo son ahora y lo eran hace diez años. Casualidades de la vida, son los dos últimos equipos en los que ha estado Mourinho. ¿Tendrá algo que ver?…

La misma historia de todos los lunes

Empieza a ser cansino que todos los lunes se hable de los árbitros juzgando sus actuaciones. Algo que en el fútbol español lleva de moda un tiempo y debería de acabar. Antes de juzgar a los colegiados, recomiendo hacer una pequeña reflexión: por muy malos que sean, nunca debemos de olvidar que desde la televisión, a cámara lenta y con una panorámica perfecta, se necesitan varias tomas para aclarar muchas jugadas que el árbitro tiene que decidir en cuestión de centésimas, en directo y sin repeticiones. Además hay que tener en cuenta el papel que hoy en día juegan casi todos los equipos, por no decir todos, a la hora de intentar engañar al colegiado. Aunque eso es más justificable, ya que el fútbol es un juego de listos. Dicho esto, entiendo el cabreo de los colegiados con las declaraciones de Pique, las cuáles no quiero entrar ni a valorar, porque no tienen ningún valor ni tampoco sentido.

Anuncios

A Todo Crack: Iñigo Martínez

Por Ander Barroso.-

Phillipe Montanier aterrizó con las ideas muy claras en San Sebastian hace  dos meses escasos. Amante del futbol de toque, el técnico francés fichaba en por la Real Sociedad con la misión de imponer ese modelo que tanto caracterizó a su último equipo, el Valenciennes. Un modelo alegre y valiente, que no ha tardado en plasmar en el conjunto txuri-urdin.

En Zubieta ya no sirve cualquier cosa. El nuevo modelo que ha implantado Montanier exige a los jugadores un buen dominio de balón, incluido a los defensas para sacar la bola. Y aquí aparece la figura del protagonista de este artículo. Se llama Iñigo Martínez, nació en la localidad vizcaína de Ondarroa, hace veinte años, donde hasta hace nada era un desconocido.

Pero el gran nivel que ha dado en su aparición en el once titular del equipo txuri-urdin ha provocado su salto a la fama. Tras dos años temporadas en el Sanse, la aparición de Montanier ha sido clave no sólo en su salto al primer equipo, sino que también para ser titular, aunque antes de que se produjera el desembarco del francés ya era una de las mayores perlas de Zubieta.

Una de las cosas que más aprecia Montanier de Martínez es el talento que tiene para sacar el balón jugado desde atrás. Un factor clave para derribar la primera línea de presión y darle fluidez al juego desde atrás. En sus inicios actuaba como centrocampista izquierdo, debido al gran control del balón ya mencionado y a una gran velocidad que hoy en día mantiene. Ese es otro de sus puntos fuertes, la velocidad, una virtud clave a la hora de no perder la posición en los contragolpes y con atacantes habilidosos.

Donde no destaca demasiado es en el juego aéreo, algo vital en un central, debido a su altura (1,76 m). Será en los balones aéreos donde más necesite la ayuda de su compañero en el eje de la zaga, Vadim Demirov (1,85m). Ambos son dos de las parejas de centrales más jóvenes de la Liga, a Demirov ya se le conocía, pero la aparición de Martínez ha causado una gran sensación en la afición realista. Cualquiera no desbanca de la titularidad a dos colosos e indiscutibles en la defensa txuri-urdin como Mikel González y Ansotegi.

Los Lunes al Sol: Lección de humildad para Barca y Madrid

Anoeta se le atraganta al Barca

El Barcelona visitaba Anoeta tras un inicio de temporada espectacular en el que ha cosechado dos títulos y en su debut liguero venía de meterle cinco goles al Villarreal. Sin embargo, había varios elementos que avisaban de lo peligroso que podía ser a los el partido contra la Real Sociedad: el 2-1 del año pasado, el ‘virus FIFA’ que tanto daño hace al Barca de Pep y la buena imagen dada por los de Phillipe Montanier dos semanas antes en Gijón. Guardiola volvió a apostar por las rotaciones, sentando de entrada en el banquillo a Messi, Villa, Iniesta, Mascherano, Puyol y Abidal. Pese a ello, el Barca mantuvo su identidad y a los once minutos ya ganaba por 0-2, con goles de Xavi y un Cesc que actuó como delantero falso y lo hizo genial. A partir de ahí, el equipo bajó los brazos y empezó a pensar en el duelo del martes contra el Milan. Y si no lo hicieron, eso pareció. Sin quitar méritos a la sobresaliente segunda parte del conjunto txuri-urdin, que con un estadio volcado, consiguió la proeza de empatar e incluso pudo haberse llevado el partido. La figura de Agirretxe volvió a ser clave, ya que recortó distancias tras un centro de Xabi Prieto y fue protagonista en el segundo tanto, donde Busquets tocó con la mano un chut suyo que iba al fondo de la portería, haciendo que impactara sobre el larguero para que Griezmann, solo, cazara el rechace y definiera a placer. Guardiola metió a Messi e Iniesta, pero ya era tarde y el Barca no pudo recuperar el dominio de un partido que pudo acabar siendo para los locales.

El Madrid golea… sufriendo

Otro ejemplo de que el dinero no lo es todo se vio en el Santiago Bernabéu. Y es que por mucho que las diferencias de Real Madrid y Barcelona respecto a los demás sean estratosféricas, el fútbol no entiende de dinero y en estos niveles el más tonto hace relojes. Los blancos recibían al Getafe sabiendo que el Barca se había dejado dos puntos en Donosti, pero enfrente se encontraron con un rival que les puso en más aprietos de los esperados, pese al gol inicial de Benzema. Micu puso las tablas antes del descanso. Lejos de ir a menos, los de Luis García iban a más y quien sabe lo que hubiese sucedido si Clos Gómez no se hubiera inventado un penalti sobre Cristiano que fue fuera del area. Estaba a punto de cumplirse la hora de juego y con 1-1 en el marcador, fue el detonante que desbloqueó a los blancos y hundió a los azulones. Benzema sentenció el partido diez minutos después, pero Micu, incansable durante los ochenta minutos, volvió a recortas distancias tras irse de Carvalho. El Getafe soñó con puntuar hasta el último minuto, cuando Higuaín, que llevaba tres minutos sobre el campo, gritaba al Bernabéu “¡aquí estoy yo!”. Una victoria importante, por los dos puntos de renta que se consiguen sobre el Barca, diferencia que no ha dispuesto sobre los culés en los últimos tres años.

Alexis retrasa al menos una semana el primer triunfo del ‘Submarino’

Villarreal y Sevilla completaron el cuarto partidazo del sábado. El ‘Submarino’ estaba obligado a ganar ante un rival directo como es el cuadro de Marcelino García. Los pupilos de Juan Carlos Garrido empezaron con muchas dudas el partido frente a un Sevilla bien plantado sobre el campo y con las ideas claras. En el ecuador del primer tiempo, Diego López, que estaba siendo el mejor de los locales, fue expulsado tras derribar a Negredo dentro del area. El propio Negredo transformó con éxito la pena máxima. El rún-rún se apoderó de El Madrigal, pero el Villarreal no tardó en meterse en el partido, pese a la inferioridad numérica y Teixeira Vitienes les compensó la acción del primer tanto hispalense con un penalti que Rossi envió al fondo de las mallas. La segunda mitad empezó con todo por decidir, pero el Villarreal no tardó en hacerse con el dominio del partido. Lo que le sirvió para ponerse por delante merced a un tanto prácticamente sin ángulo de Marco Rubén. Tras más de una hora de juego con un hombre menos, la victoria local empezaba a estar bastante cerca cuando a falta de cuatro minutos, Alexis remató un centro de Jesús Navas igualando la contienda. Resultado que visto lo visto, no debió convencer a ningún equipo.

Soldado vuelve a ser clave

Valencia y Atlético no defraudaron y protagonizaron un partido intenso, emocionante e igualado, dónde cualquiera de los dos pudo haber ganado. Los de Unai Emery fueron superiores en la primera mitad, aunque el gol no llegó hasta iniciada la segunda parte. Roberto Soldado, en estado de gracia, envió a la red un servicio de Miguel desde la derecha, marcando su cuarto gol en tan solo dos partidos. Fue entonces cuando el Atlético sacó lo que tiene dentro, que no es poco. Los del Manzanares tuvieron el gol del empate muy cerca, pero el buen hacer de Guaita y la mala suerte en los últimos metros, acabaron decidiendo el segundo triunfo ché. Un Valencia al que la huelga ha favorecido como a nadie por el hecho de disputar sus dos primeros compromisos ligueros en Mestalla, algo que no ha desaprovechado. Por su parte, el Atleti sigue sin conocer la victoria y tendrá que esperar a la próxima semana, donde recibirá al Racing de Héctor Cúper.

Los Lunes al Sol: El Barca, campeón de invierno

Por Ander Barroso.-

El mejor campeón de invierno de la historia

El Barca no podía acabar de otra manera su espectacular primera vuelta que con una goleada al Málaga (4-1). Los de Guardiola sabían que el Madrid había empatado y salieron muy enchufados, en la primera media hora ya ganaban por 3-0. Son el mejor campeón de invierno de la historia y sus números son abrumadores: 52 puntos de 57 posibles. Llevan 28 partidos sin conocer la derrota y van camino de superar todos los registros. De momento, ya son el mejor campeón de invierno de la historia.

Un pinchazo que puede costar muy caro

El Real Madrid patinó en Almería (1-1) y vio como su distancia con el Barca asciende a cuatro puntos. A los blancos no les señalaron dos penaltis claros, pero los de Mourinho no puedan utilizar los errores del árbitro para tapar su empate ante el penúltimo clasificado. La cosa pudo ser más grave, ya que Bernadello adelantó al Almería tras una buena acción de Piatti. Granero evitó el ridículo a falta de trece minutos para el final y Cristiano pudo haber dado la vuelta a la tortilla en el último minuto en una falta que se estrelló en el larguero. Estaban revocados al empate, la suerte no les dio la cara, aunque probablemente no la buscaron tanto como otras veces.

No hay quien para al Espanyol

El Espanyol consiguió una victoria importantísima en su visita al Sánchez Pizjuán (1-2). Los de Manzano estaban obligados a ganar a un rival que está dónde tenía que estar el Sevilla. Sin hacer un fútbol brillante, los locales tuvieron ocasiones para marcar, pero no lo hicieron, en buena medida por la gran labor de la zaga perica, y lo acabaron pagando. El Espanyol fue fiel a su personalidad y Callejón se convirtió en la pesadilla del Sevilla. Marcó los dos goles ganando la espalda a la defensa y sin duda alguna es un jugador del que se hablará en el futuro.

Goleada para poner fin a la crisis

Varapalo tremendo para un Getafe que disputó su peor partido de la temporada ante una Real Sociedad que regresó a la senda del triunfo tras cuatro derrotas consecutivas. El resultado final puede ser un tanto excesivo, pero lo cierto es que define a la perfección la pegada que tuvo el equipo donostiarra. Con Xabi Prieto como líder, el ‘10’ marcó su sexto gol en Liga y dio las otras tres asistencias, convirtiéndose tras Messi en el futbolista con más asistencias, la Real dio un recital y recuperó buena parte de la confianza perdida después de las últimas cuatro derrotas.

Sporting y Zaragoza salvan los muebles

Sporting y Zaragoza estaban obligados a solventar sus respectivos encuentros en casa debido a la complicada situación que atraviesan y los dos cumplieron. Preciado sufrió bastante menos que una semana antes en El Sardinero, ya que Barral adelantó a los suyos en el segundo treinta. El Hércules volvió a dar la imagen apática con la que se está mostrando lejos del Rico Pérez.        Por su parte, los de Javier Aguirre vencieron por la mínima en un partido bastante aburrido, donde el tanto de de Gabi acabó siendo decisivo.

¿Qué fue de… Morten Skoubo?

 

Por Ander Barroso.-

Morten Skoubo pasó con más pena que gloria por nuestro fútbol hace unos años. Los problemas físicos de Kovacevic obligaban a la Real Sociedad a acudir al mercado de invierno en busca de un complemento para Nihat y la entidad txuri-urdin apostó por el delantero danés, por el que pagó algo más de dos millones. Delantero  rubio, alto y guapo, en Donosti se convirtió en un ídolo.

Sus primeros meses en Anoeta fueron plácidos y estuvieron acompañados con unos buenos registros goleadores. Sin embargo, todo se fue al traste por culpa de las lesiones. La temporada 2006/2007, la primera que empezaba desde el principio en la Real, se convirtió en una pesadilla para Skoubo. En total disputó cinco partidos, todos como suplente, en los que no jugó más de 169 minutos.

La historia se repitió un año más tarde en Segunda. Su presencia volvió a ser testimonial y la llegada del ‘Loco’ Abreu fue la gota que colmó el vaso. Empezó a tener asumido que su futuro estaba lejos de San Sebastián, dónde empezaban a estar hartos de él. Su marcha se cerró en el verano del 2008, con la venta al Utrecht a cambio de 300.000 euros.

En el Galgenwaard no vio la luz del final del túnel y su estancia no duro más que un año. Su siguiente destino iba a ser el Roda, dónde actúa hoy en día. La conexión en ataque con su compatriota Junker es total y son los dos delanteros titulares de este Roda, que se encuentra en la sexta posición.

A sus 30 años, Skoubo sigue disfrutando del fútbol, las lesiones le están respetando y todavía tiene unos años para mantenerse en la élite. Nunca se ha caracterizado por ser un delantero goleador, pero si como un atacante sacrificado y que marca muy bien a los centrales. Con Dinamarca nunca se ha consolidado y sólo tiene 4 internacionalidades.

Los Lunes al Sol: Hay vida después del Clásico

Llegar y besar el santo: El título lo dice todo. El Barca llegó a Pamplona a las ¡20:02! por culpa de una ‘pifia’ de Guardiola, pese a que se le eche la culpa a los controladores aéreos. Ante el problema, tendría que haber sido Pep como técnico el que tomara medidas con antelación y viajar un día antes. No fue así y por tanto no tienen disculpa. A las 20:45 ya estaban jugando y lo hicieron como si nada. Es el síntoma de la superioridad del Barca respecto a los demás. Messi por partida doble y Pedro certificaron una victoria más sencilla de lo previsto.

Cristiano amarga la noche a Emery: El Valencia tuvo toda la predisposición que se necesita para ganar al Real Madrid, pero no escogió la noche adecuada. El equipo de Emery estuvo bien plantado en el campo y durante mucho tiempo soñaron con poder sacar algo del Bernabéu, pero la calidad de Cristiano Ronaldo acabó definiendo la balanza a favor del Madrid. El portugués selló los dos tantos del equipo blanco en los últimos veinte minutos volviendo a salir al rescate en el momento oportuno.

El derbi vasco se quedó en Anoeta: Sus buenos registros en Anoeta (4 victorias y 2 derrotas), hacían de la Real Sociedad el gran favorito para hacerse con los tres puntos del derbi vasco.  Sin embargo, el Athletic es el Athletic y en un derbi siempre tiene qué decir. Pero los de Lasarte supieron leer el partido a la perfección, fueron mejores en todos los aspectos y ganaron con autoridad. Fueron dos y pudo haber sido alguno más, si Griezmann hubiese marcado la que tuvo. Los leones, con Llorente como única arma, dieron señales de debilidad y su trono en Euskadi empieza a estar en entredicho.

Cuesta abajo y sin frenos: Las aguas están revueltas tanto en el Sánchez Pizjuán como en el Manzanares. Los dos volvieron a perder y ya están a ocho puntos de la Champions. En el caso del Atlético, la situación es más grave, ya que existe un ambiente de desconfianza total entorno al equipo. Quique está empezando a perder el crédito que ganó el año pasado. El Levante le ganó bien ganado y con mucha autoridad. Por su parte, el Sevilla hizo un buen partido, pero se encontró con un Submarino letal que se ha convertido claramente en la alternativa a los dos grandes. La conexión Rossi-Nilmar volvió a ser fundamental.

El Espanyol se consolida en puestos Champions: El equipo de Pochettino volvió a maximizar marcar un solo tanto para sumar su séptima victoria en Cornellá ante un Sporting que se mete en posición de descenso. Es la tercera victoria consecutiva del conjunto catalán en Liga y tras la derrota del Valencia en el Bernabéu se coloca a cuatro puntos del equipo ché, quinto.

Lasarte y su Real afrontan con valentía el retorno a Primera


Por Ander Barroso.-

Cuando Martín Lasarte decidió aceptar la oferta de la Real Sociedad hace un año, el uruguayo sabía perfectamente a donde venía. Su padre es de Andoain, un pueblo que está a 12 kilómetros de San Sebastián y no tardó en adaptarse tanto al club como a la ciudad. Su carisma le ayudó a la hora de conectar con la afición txuri-urdin.

En los últimos años, el banquillo realista ha tenido de todo menos estabilidad. Lotina, Coleman o Lillo han sido algunos de los entrenadores que han pasado con más pena que gloria por Anoeta. Lasarte ha conseguido cambiar esa dinámica tan negativa y tras su primer año, ahora nadie se atreve a cuestionar la labor del entrenador en Donosti.

La trayectoria del equipo txuri-urdin en la primera campaña del uruguayo fue excelente. Sin realizar un fútbol espectacular, el técnico charrúa hizo de la Real un equipo con solidez y eficacia. El ascenso se hizo de rogar, pero terminó llegando.

Los guipuzcoanos regresan a la élite y lo hacen con una base ‘made in Zubieta’. Tanto atrás como en la medular el equipo estaba hecho y la entidad acierta de pleno con la llegada de Llorente y Tamudo, ya que son dos hombres que le darán la chispa que le podía faltar a la Real en los últimos metros. Los dos están cumpliendo desde el principio y eso genera mucho optimismo.

Lasarte es consciente de que el primer objetivo de su equipo no será otro que eludir el descenso. Lo ideal sería mantenerse sin pasar agobios e ir partido a partido. La Real puede ganarle a cualquiera, sobre todo en Anoeta. De momento ha comenzado bien la temporada. 4 puntos de 6 posibles, lo que le hace estar por encima de equipos como Barca o Villarreal. Soñar es gratis, aunque lo primero es lo primero.