Zlatan Ibrahimovic, genio de los pies a la cabeza

Por Ander Barroso.-

La historia de Zlatan Ibrahimovic es realmente peculiar y muy recomendable de conocer para entender un poco mejor su forma de ser. Genio dentro del campo, Ibra nunca ha tratado de esconder su díscola personalidad, influenciada en sus orígenes y en el devenir de la vida. Creció en Rosengard, uno de los barrios inmigrantes más pobres de Malmoe. La pobreza y el alto porcentaje de inmigración son las señas de identidad del lugar que vio nacer a Ibra, que aun hoy aprovecha sus días libres para escaparse y disfrutar de la ciudad junto a su gente.

De padre bosnio y madre croata, sus padres inmigraron a Suecia antes de que él naciera debido a la grave situación que atravesaba la antigua Yugoslavia. Los primeros recuerdos que tiene la estrella sueca son con un balón en los pies. Sus primeras patadas a un balón las empezó a dar con tan solo ocho años en una pequeña cancha de piedra que hoy lleva su nombre. En sus inicios compaginó el fútbol con el taekwondo, su otra pasión. Pero con el paso del tiempo, el fútbol le obligaría a dejar las artes marciales.

Desde pequeño mostró algunos de los rasgos que actualmente tiene. Físicamente siempre ha destacado por su envergadura y ya por aquel entonces poseía el carácter que le ha caracterizado allá donde ha ido. Las discusiones y encontronazos con los entrenadores eran constantes por su forma de ver las cosas y estuvo a punto de dejar el fútbol a los quince años. Una decisión que el propio Ibra reconoce a día de hoy que hubiese sido el mayor error de su vida. Un año después firmaría su primer contrato profesional con el Malmo FF.

El Ajax de Amsterdam fue el gran descubridor del delantero sueco. Realizó una apuesta muy fuerte al pagar 8 millones por un chaval que de 19 años que a pesar de sus buenas prestaciones, era un desconocido. Para ´Ibracadabra`  el salto al campeón de la Eredivisie suponía un gran impulso en su carrera, no sólo por el impresionante potencial del conjunto holandés, también por el escaparate que supone para un joven sueco jugar en un equipo como el Ajax, con buena fama a la hora de apostar por jóvenes talentos.

Sin embargo, su adaptación al fútbol holandés fue más dura de lo previsto. Acostumbrado a triunfar allá donde iba, en Amsterdam le costó ganarse al público local. Por aquel entonces, Ibra sólo era una promesa y sus salidas de tono no le ayudaban nada a la hora de hacerse un nombre dentro del siempre competitivo Ajax. Su salto a Holanda le hizo madurar y crecer. Sus expulsiones y salidas nocturnas le hicieron crearse una fama que sólo borraría a base de tantos . Goles que le ayudarían a dar un salto más en su carrera: la Juventus.

La ´Vecchia Signora´ desembolsó 19 millones por el traspaso del ariete sueco. Para entonces, Zlatan había dejado de ser un desconocido. Pero fue en Turín donde explotó y terminó de confirmarse como uno de los delanteros con más proyección de la próxima década. Imparable en el juego de espaldas, es un delantero que sabe aguantar el balón y esconderlo. Ha marcado muchos goles mediante remates acrobáticos, posee una zancada dañina y vertical que le convierten en un tipo muy peligroso si le das espacio pese a que la velocidad no es uno de sus fuertes. Domina tanto el juego largo como el corto, una virtud muy importante en los delanteros.

En Delle Alpi fue una pieza clave de los dos Scudetto que ganó la Juve, que después quedarían invalidados por el escándalo del moggi-gate. Tras el descenso del equipo turinés, muchos grandes de Europa empezaron a interesarse en buena parte del vestuario del equipo de Delle Alpi e Ibra fue uno de los que más ´novias` tuvo. Se decantó por el Inter de Milan. En San Siro continuó con su progresión. Allí formó una dupla de ensueño junto a Adriano que le ayudarían a ganar tres títulos ligueros como nerazzurro.

Hartó de ganar en Italia (posee un 100% en títulos ligueros con tres equipos distintos), la llamada del Barça era una oportunidad única para él. Un tren que sólo pasa una vez en la vida.  Aterrizaba en el mejor equipo del mundo, convirtirtiéndose en el fichaje más caro de la historia azulgrana, 64 millones de euros. Una apuesta de Pep Guardiola, que tras cargarse a Samuel Eto´o, depositaba toda su confianza en el sueco como referente del equipo. Sin embargo, la apuesta de Guardiola no salió como él mismo pensaba…

Ibra nunca se adaptó a un vestuario hecho mediante señales claras. Le costó asimilar que ya no era el líder y tenía que jugar para un tipo llamado Messi. No exhibió su mejor nivel porque su cabeza no estaba con la confianza y moral suficiente, pero aún así, sus números fueron buenos y acabó la temporada con 21 goles. Su marcha de la Ciudad Condal fue un alivio para todas las partes. Guardiola, el grupo y el propio Ibra han salido reforzados con su vuelta a Italia.

Sobre todo, el de Malmoe. En las filas del Milan vuelve a sentirse un líder, ha recuperado la sonrisa y su mejor fútbol, siente la admiración de los demás y su importancia en el grupo. Esta noche regresa al Camp Nou, lo hace como referente del equipo de Massimiliano Allegri. El 0-0 de la ida obliga al cuadro italiano a salir con la idea de marcar, faceta claramente reservada para Ibra. Estará enrabietado y con las ganas de herir al que fue su rival. Pararle es el primer camino para estar en las semis.

A Todo Crack: Philippe Coutinho

Por Ander Barroso.-

El Inter de Milan apostó a caballo ganador cuando en julio del 2008 llegó a un acuerdo con el Vasco de Gama para fichar a un prometedor canterano de dieciséis años por 3,8 millones. El protagonista de este artículo se quedó dos años más en el ‘Bacalhau’ y ha aterrizado este año en Milán. Llegados a este punto, no hace falta decir que estoy hablando de Philippe Coutinho.

El futbolista de Rio de Janeiro tiene una gran madurez para su edad. Una de las cosas que más alabó Benítez en su estancia en el equipo nerazzurri del centrocampista brasileño fue el descaro y la confianza que tenía para ser un debutante. Se ha convertido en el ‘jugador 12’ del Inter y está llamado a ser un hombre importante en el centro del campo italiano en un futuro no muy lejano.

Coutinho reúne las características apropiadas para jugar en el centro, pero la presencia de Sneijder en esa posición le está relegando a la banda derecha, dónde también se encuentra cómodo. Centrocampista con mucha imaginación y criterio, participa en las triangulaciones de los tres cuartos de campo hacia delante y sabe llegar muy bien desde la segunda línea.

El ex del Vasco se caracteriza por ser un mediocentro realmente vertical, al que le gusta llevar el balón pegado en la conducción. Rápido y con un poderoso cambio de ritmo, siempre que puede busca el uno contra uno, aprovechando su gran regate. Cuenta con un buen disparo desde fuera del area, pero no tiene mucho gol, aunque cualidades no le faltan para hacerlos…

Todavía tiene que crecer mentalmente y en el juego fisico, uno de sus puntos débiles. Le falta un pelín de agresividad y aprender a utilizar el cuerpo, algo fundamental para un delantero en un fútbol como el italiano. Posee la magia y el talento de los grandes centrocampistas brasileños de la historia y no tardará en debutar con la ‘canarinha’.

Tema de la Semana: Crónicas de un divorcio anunciado

Por Ander Barroso.-

El idilio entre Rafa Benítez y el Inter de Milán finalizó el pasado 23 de diciembre, tras un comunicado del equipo nerazzurro en el que confirmaba lo que era un secreto a voces. Los rumores de que el técnico madrileño iba a ser destituido al regreso del Mundial de Clubes fueron a más durante la presencia del equipo en Abu Dhabi y ni la victoria en dicho torneo ha hecho cambiar de idea a un Moratti que sigue llorando la marcha de Mourinho.

Cuando decidió aceptar la propuesta de Moratti, Benítez era consciente el lugar a dónde llegaba. El técnico español sabía que el listón estaba muy alto tras el triplete y que la exigencia iba a ser máxima. Sin embargo, Rafa es un ganador que ha triunfado allá donde ha ido y estaba ante una apuesta irrechazable.

Las cosas empezaron bien en la Supercopa de Italia ante la Roma, pero no tardarían en torcerse. El Atlético se cruzó en el camino de Benítez en la Supercopa de Europa, dónde empezaron los problemas y se esfumó el sueño de repetir el pleno de títulos del Barca de Guardiola. No se puede decir al cien por cien que los problemas del Inter estén provocados por la llegada del ex del Liverpool o Valencia, pero sí que podemos afirmar que Benítez no ha sabido sacarle el mismo provecho a la plantilla que su antecesor.

El equipo ha perdido algunos detalles que el año pasado le coronaron como el mejor del mundo. La convicción, el carácter ganador, su abrumadora pegada… son algunas virtudes que a día de hoy se echan en falta en el Giuseppe Meazza. Para dar un dato que confirma esta teoría: el año pasado, a estas alturas de temporada, los neroazzurri habían marcado el doble de goles de los que llevan este año. En este apartado goleador, sólo se salva un Samuel Eto’o que ya ha marcado más goles que en todo el año pasado.

El Inter está situado en séptimo lugar, a trece puntos del liderato. Aún así, todavía tienen tiene que disputar dos partidos aplazados por la disputa del Mundial de Clubes. De ganarlos sólo escalaría hasta el quinto lugar y su distancia con el Milan sería de siete puntos. Al equipo le cuesta ganar una barbaridad fuera de casa y en Champions ha sufrido para pasar a octavos en un grupo dónde el Tottenham les ha arrebatado el primer lugar.

A favor de Benítez se puede decir que las lesiones han mermado a la plantilla más en estos tres meses que en toda la temporada pasada. Sólo cinco futbolistas no han estado más de dos semanas lesionados en lo que llevamos de campaña y hasta quince lesiones han sido de carácter muscular. La cúpula deportiva no ha realizado fichajes importantes este verano y la plantilla es un tanto corta.

Leonardo será el sustituto de Benítez. El brasileño cuenta con la credibilidad de Moratti, pese a que en el Milan no hizo demasiado bien las cosas (tampoco tenía equipo para grandes cosas). Hasta ahora, casi todas las voces culpan a Rafa de la situación del equipo, pero si la cosa no cambia con Leonardo, las críticas caerán sobre los futbolistas y cada día que pasa se le da más valor a lo que consiguió Mourinho.

Análisis Champions: Lo importante empieza en febrero

Finalizada la primera fase, a partir de ahora llega lo verdaderamente importante. En los octavos están los dieciséis mejores equipos de esta edición. Los favoritos han cumplido, aunque no todos como primeros de grupo, de ahí que el sorteo de este viernes pueda deparar más de una eliminatoria de octavos impresionante.

Barca y Madrid, en el podio de favoritos

Real Madrid y Barcelona han cumplido con creces acabando como primeros de grupo. En el caso de los merengues, su grupo era bastante más difícil que el del Barca y aún así, han sumado más puntos de los culés. Tanto unos como otros son dos de los grandes favoritos a estar en la final de Wembley, lo que confirma el buen momento que atraviesa el fútbol español.

El Barcelona vuelve a ser un año más el gran favorito. Están marcando una época y obviamente nadie quiere cruzarse con el equipo de Pep Guardiola. En los dos últimos años, el conjunto blaugrana siempre ha llegado hasta las semifinales y sólo el año pasado se quedaron a las puertas de la final, apeados por un grandioso Inter de Milan.

Dependerá de cómo lleguen al tramo final de la temporada y de que la suerte esté de cara en los momentos importantes. Tienen a los tres mejores jugadores del año y su superioridad es impresionante respecto a los demás, pero en la Champions se paga muy caro un mal partido.

Los hombres de Mourinho son el equipo que más puntos ha sumado en esta primera fase, con dieciséis. Sólidos atrás y contundentes arriba, la goleada de Amsterdam y la exhibición de San Siro son un claro ejemplo de que este año la cosa va enserio. La presencia de ’Mou’, todo un experto en la Champions, es otro detalle muy a tener en cuenta. Dentro del vestuario merengue son conscientes que el título europeo es más accesible que la Liga y pelearán por estar el próximo mes de mayo en Wembley. Acabar con el maleficio de octavos sería toda una inyección de moral.

¿A que juegan los ingleses?

La irregularidad de los equipos ingleses hasta ahora es otro de los detalles a destacar. El Arsenal ha protagonizado grandes noches de fútbol como el 6-0 al Sporting de Braga o el 5-1 frente al Shakhtar, combinadas con varios traspiés que siembran dudas entorno al equipo de Arsene Wenger. Al final se han clasificado como segundos, por lo que es probable que tengan un compromiso difícil en octavos.

El Manchester tampoco transmite las mismas vibraciones que otras temporadas, sobre todo en Old Trafford y no son tan temibles como en anteriores ediciones. Al igual que el Chelsea, cuya trayectoria tanto en Europa como en la Premier está siendo irregular. No es habitual ver a los ‘Blues’ pinchar en tres partidos consecutivos. Aún así, lo importante llega a partir de febrero y si se ponen las pilas, pueden recuperar su mejor versión y hacer un gran torneo. Talento no les falta.

La cara y la cruz

Dónde no tienen muchas esperanzas de llegar a la final es en Milan. Precisamente en las oficinas del Inter de Milan. A Benítez no le están yendo bien las cosas, la sombra de Mourinho sigue pesando mucho y el equipo no es el mismo que el del año pasado. No han dado señales de superioridad en su grupo y han sido rebasados por el Tottenham en el primer lugar. Serán uno de los cocos del bombo 2, junto al Arsenal. A día de hoy, repetir título parece impensable.

Si los de Benítez están siendo la gran decepción, pese a su clasificación, los ‘Spurs’ son la gran revelación de esta edición. Es el equipo que más tantos ha marcado (18 goles), ha hecho de su estadio todo un fortín y la iniciativa con la que ha afrontado los dos choques ante el Inter dice mucho de la personalidad que tienen los de Harry Redknaap, que tienen mucho talento con gente como Van der Vaart, Gareth Bale, Modric

¿Posibles sorpresas?

Los ‘Spurs’ son la revelación, pero hay equipos que todavía pueden robarles ese cartel todavía. Valencia, Olympique Marsella, Shakhtar Donetsk… Son equipos que hasta ahora han mantenido el tipo a la competición y han demostrado que tienen algo que decir en esta competición. No hay que olvidar que lo verdaderamente importante empieza a partir de febrero.

Tienen mucha solidez y personalidad a la hora de buscar la portería rival. A los ucranianos les beneficiará que pasan como primeros de grupo, mientras que valencianistas y franceses lo hacen como segundos. Aún así, son equipos fuertes, capaces de ganar a cualquiera.

Equipos que pueden ir a más…

La lista de favoritos puede aumentar. Y es que hay algunos grandes que todavía tienen mucho que pulir, casos de Milan o Bayern de Munich, pero que en los dos próximos meses puedan ir a más. En el caso de los italianos, ya han experimentado dicha mejoría y cada día van a más. Tienen más potencial que el Inter, como se ve reflejado en la clasificación del Calcio.

En el caso de los alemanes, el regreso de Robben y Ribery puede ser fundamental. Sin sus dos estrellas, los de Van Gaal han sumado quince de los dieciocho puntos que se han disputado, pese a no dar muy buena imagen. En Munich todavía escuece la derrota del Bernabéu y quieren quitarse la espina este año.

Algo más que tres puntos

Por Ander Barroso.-

La Roma recibía este sábado al Inter de Milán en uno de los clásicos más apasionantes del Calcio. Los de Ranieri llegaban al partido en un mal momento tras su decepcionante arranque liguero (penúltimos con dos puntos). De ahí que ni al más optimista se le pasara por la cabeza doblegar al vigente campeón de Europa. 

‘Los Giallorossi’ salieron con las ideas claras y recuperaron algunas señales de identidad perdidas. Totti volvió a coger el timón del equipo y demostró que sigue siendo el líder de esta Roma. También es de destacar el trabajo de desgaste de Borriello frente a Lucio y Córdoba.

Sin embargo, la clave principal estuvo en la medular, dónde De Rossi y Pizarro realizaron un partido muy completo y ganaron la partida a Cambiasso y Stankovic. Así, el ‘tempo’ del partido estuvo en las botas de los dos futbolistas romanos, que le dieron la creatividad que hasta ahora les había faltado.

Con Sneijder desaparecido, al Inter le faltó fluidez en la circulación y no pudo superar la doble barrera de cuatro que Ranieri implantó en la frontal. Durante buena parte del primer tiempo el partido fue de la Roma, que llegó con más facilidad al área rival.

El partido se oscureció en la segunda parte, dónde el juego perdió ritmo. El Inter tuvo más el balón, pero le siguió faltando claridad a la hora de buscar los espacios. Benítez apostó por Muntari como solución, cuando la primera opción debía haber sido Coutinho.

Se le hacía tarde al Inter, que empezaba a dar por bueno el empate ante su discreta actuación. Sin embargo, la noche gris de los ‘neroazzurri’ terminó de convertirse en negra con el tanto de cabeza de Vucinic tras rematar dentro del area solo una asistencia de De Rossi y certificar algo más que tres puntos.

Samuel vuelve a sentirse un hombre de área

Por Ander Barroso.-

Samuel Eto`o llegó al Inter de Milan el año pasado como una estrella. Después de ganarlo todo con el Barca, llegaba para ser el primer delantero y la gran referencia del equipo. Sin embargo, el camerunés no sólo se tuvo que hacer al juego del equipo neroazzurri, sino que también a una posición sobre el campo totalmente diferente a la que tenía en el equipo blaugrana sobre el césped.

Mourinho aprovechó sus cualidades físicas para situarle en la banda izquierda e incluso obligarle a defender. Con el técnico portugués partía muy lejos del área y de ahí sus doce goles en el Calcio, cuando con el Barca siempre estuvo por encima de los veinte. Diego Milito siempre fue el único delantero del Inter.

Se fue Mourinho, llegó Rafa Benítez y el técnico español ha tenido claro que no había prácticamente nada que cambiar. De hecho, el once titular del Inter es el mismo que disputó la final de Champions en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, hay un pequeño matiz táctico respecto al sistema de Mourinho.

Ahora Eto`o no tiene que bajar hasta su area a defender, presiona más la salida de balón y se queda en el centro del campo esperando el contragolpe. Algo que veo como una decisión lógica, ya que partiendo a sesenta metros del area no puede hacer el mismo daño que cogiendo el balón a treinta.

Por lo tanto tanto, el Inter puede debería tener más chispa arriba. Seguro que los doce de la pasada temporada estarán por encima de los veinte. De momento ya lleva dos, ambos marcados al Palermo el sábado, que resultaron decisivos para que los de Benítez se llevaran a casa los tres puntos y pudieran mantener así la estela del sorprendente Cesena.

Desde Italia, algunas voces comentan que en el vestuario del Inter existe cierta nostalgia por Mourinho. No sé si será cierto o no, lo que está claro es que Eto`o no tiene que echar de menos al técnico luso, por lo menos en lo que se refiere a su posición en el campo.