Inzaghi salva a Allegri de la ruina

Por Ander Barroso.-

Si algo han confirmado los dos compromisos entre Real Madrid y Milan es que el equipo rossonero sigue sin ser un serio candidato a estar en la final de Wembley pese a la importante apuesta que hizo Galliani fichando a Ibrahimovic y Robinho para acabar con la dinastía del Inter en Europa. Mucho tendrán que cambiar las cosas en un equipo que no sabe aprovechar el talento que tiene en los últimos metros debido a su inoperancia en la medular. El de San Siro no fue un partido tan plácido como el del Bernabéu para el Real, aunque aun así, el cuadro merengue volvió a ser claramente superior.

El Milan salió con la intención de hacerse con el balón e imponerle al partido ese ritmo lento que tanto les interesaba. Los de Mourinho no se intimidaron y aprovecharon sus recursos en ataque, infinitamente superiores a los del equipo transalpino. Así, el Madrid planteó un partido de ida y vuelta que el Milan vio con buenos ojos durante los primeros quince minutos. El mismo tiempo que Allegri tardó en darse cuenta que estaban destinados a la derrota si caían en el juego de los de ‘Mou’.

Por eso, el Milan ralentizó el ritmo del partido, lo que trabó el choque y les permitió dar algún susto que otro a Casillas. El partido se fue calentando con el paso de los minutos. Los locales empezaron a tener más el balón, pero sus recursos con él no abundaron ni en calidad ni en cantidad. Las únicas variantes ofensivas pasaban por el pase largo a Ibrahimovic en busca de una segunda jugada y los pases a la espalda de una defensa adelantada que provocó incontables fueras de juego de los de arriba.

Carvalho y Pepe volvieron a rendir a un nivel espectacular y el Milan solo llegó mediante chispazos de calidad. Así, Ibrahimovic pudo adelantar a los suyos, tras una genialidad de Ronaldinho que acabó en una vaselina del sueco a la que le faltó un poco más de toque. Boateng le dio algo más de llegada a una línea de tres que el Madrid volvió a sobrepasar con suma facilidad. Cuando juegas con un 4-3-3, la clave de ese sistema está en el centro del campo y con Gattuso y Pirlo pasados de rosca, poco se le puede pedir a este Milan cuando se enfrenta frente a un grande

El empate parecía ser el resultado al que se iba a llegar al descanso, cuando Higuaín, desaparecido hasta ese momento, aprovechó un gran pase de Di María para cruzar el balón y batir a Abbiati en lo que fue un tanto psicológico a dos minutos del final. Los de Mourinho se iban al descanso con un resultado favorable y podían afrontar la segunda parte con todas las de ganar.

El Madrid volvió a imponer en la segunda parte el dominio que tuvo en el inicio del partido. Aumentaron las combinaciones de los cuatro de arriba, Di Maria y Cristiano desbordaron con más facilidad… El partido parecía estar controlado, pero contra equipos de la calidad del Milan nadie se puede fiar. Harto del pobre bagaje de Ronaldinho, Allegri decidió quitar al brasileño y dar entrada a Inzaghi.

Allegri acertó de pleno con su entrada, el partido estaba hecho para expertos como él dentro del área e Inzaghi no defraudó. Sacó de sitio con sus movimientos a la zaga blanca y los dos balones que tocó los convirtió en oro. Igualado con Raúl y Muller como máximo goleador en competiciones europeas, el delantero italiano se convirtió en el gran héroe del Milan y con sus dos goles se convierte en el máximo goleador en solitario.

El primero tras un error de Pepe, al que Ibrahimovic le robó la cartera y sorprendió a Casillas a la hora de centrar un balón que se envenenó e Iker tuvo que sacar con una mano. Inzaghi, ‘perro viejo’, aprovechó el rechace para batir al portero madridista. A partir de ahí el partido se convirtió en un infierno ante el rugir de San Siro y el ‘9’ milanista no tardó en obrar el milagro al aprovechar, en fuera de juego, un servicio de Gattuso y definir como sabe delante de Casillas.

El 2-1 era un premio demasiado grande para un equipo que en los ciento ochenta minutos se ha visto superado por el Madrid. El fútbol no podía ser tan injusto con el conjunto madridista y al igual que en Alicante, Benzema volvió a ser decisivo al dar una asistencia a Pedro León, que no se lo pensó a la hora de disparar y fusilar a Abbiati, lo que sirvió para certificar el pase a octavos y confirmar las buenas sensaciones en Champions mostradas hasta ahora, que convierten al equipo de Mourinho en uno de los grandes favoritos.

Anuncios

6 pensamientos en “Inzaghi salva a Allegri de la ruina

  1. Lo de Inzagui es de juzgado de guardia por su edad , pero si que tenian que haberlo expulsado , con esa edad y dureza coge a Canales con 18 años y lo revienta literalmente hablando vaya , por cierto me gusta tu blog ¡¡ sere un lector asiduo y te agregare a mi lista de contactos ¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s