Un milagro que tiene poco de casualidad

Por Ander Barroso.-

Lo que está haciendo el Mainz 05, se recordará dentro de muchas décadas en una ciudad de 200.000 habitantes situada en el interior de Alemania que no está acostumbrada a que el fútbol le dé muchas alegrías. La culpa la tiene Thomas Tuchel y un equipo con un hambre de victoria tremendo, al que hasta la fecha nadie ha podido ganar. 7 de 7. Lo que es lo mismo 21 puntos de 21 posibles. Para ser más contundente todavía, tienen una ventaja de 13 puntos con equipos como Bayern o Werder Bremen. Hay es nada.

El gran artífice del liderato del equipo, por encima de los jugadores, un entrenador de 37 años. Futbolista frustrado, Tuchel siempre tuvo claro que el fútbol era lo suyo y se sacó el carnet de entrenador. Puede presumir de haber derrotado a Van Gaal y Magath y de ser el entrenador del equipo que mejor fútbol hace de la Bundesliga. Es un tipo con las ideas claras, que está enamorado del modelo de Guardiola y lo ha plasmado en su equipo- en buena medida porque tiene gente para ello- con gran éxito.

Tuchel ha dotado a este Mainz de una personalidad asombrosa. Desde su llegada el equipo ha ido a más y el año pasado los ‘O-Fives’ acabaron en una sorprendente novena posición para lo que en un principio se preveía. Sin embargo, está siendo este año el de la explosión de los chicos de Tuchel. Tienen una base hecha y si las lesiones respetan la columna vertebral del equipo, las opciones de luchar por algo serio están al alcance de la mano. He ahí la sorprendente aparición del Wolfsburgo hace no tanto.

Es difícil ver a los ‘O-Fives’ dar un solo pelotazo. Cuenta con jugadores técnicos en la medular que le dan una elaborada conducción de balón, mientras que en ataque tiene mucha velocidad. Gente joven con mucho hambre como Szalai o Holtby, que se están empezando a hacer un nombre en el fútbol alemán. Atrás, los siete goles que sólo les han metido hablan a las claras de una solidez defensiva que ya tenía el año pasado.

Resulta atractivo ver jugar a este Mainz porque es un equipo que transmite mucho. Las ganas de triunfar que tienen les da ese carácter competitivo que le ha caracterizado desde el primer partido. Les está diferenciando de los demás una confianza en todo lo que hacen que, la moral está por las nubes y en Am Bruchweg se empieza a soñar con el título.

2 pensamientos en “Un milagro que tiene poco de casualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s