Minuto 91: David Villa, minero del gol

 

Por Francisco Ortí

Como cada mañana Mel amanecía antes que el sol para esconderse en el corazón de la Tierra. Era minero. Desde su humilde hogar en Tuilla descendía los 900 metros del Pozo Mosquitera para extirpar carbón a la mina. Esa fue su rutina día tras día durante 27 años. Salvo los lunes. Los lunes eran especiales. Era el momento de compartir su pasión con sus compañeros en la oscuridad. Hablaba de fútbol, de goles, de penaltis no pitados, y sobre todo de su Oviedo, el equipo del que era devoto desde que niño.

Nada era más importante para él que el club de sus amores. Hasta que le traicionó. Mel tenía un hijo con aptitudes para el fútbol. El niño soñaba con ser futbolista. Él soñaba con que jugara en su Oviedo. Durante su juventud él mismo había coqueteado con el balompie. Era un delantero, pero las necesidades económicas y las exigencias de una profesión tan dura como la de minero le cerraron las puertas de la profesionalidad. Ahora estaba dispuesto a esforzarse para ofrecerle la oportunidad que él no disfrutó.

Así, llevó a su hijo David a la escuela del Oviedo. “Tiene 10 años, pero es un gran delantero. Juega con niños más mayores que él y no acusa la diferencia”, aseguró Mel a los técnicos del Oviedo. David hizo la prueba y cumplió con las expectativas levantadas por su padre, pero tenía un ‘defecto’ que le condenaría. “Es demasiado bajito. No puede quedarse”, aseguraron en el Oviedo. Le rechazaron. Acto seguido Mel rompió su carnet de socio del Oviedo. Si ellos no querían a su hijo, él tampoco los quería a ellos. Ni David ni Mel se renunciaron al sueño e inscribieron al niño en el Langreo, que se encuentra a cinco kilómetros de Tuilla. Ahí comenzó la leyenda del nombre más gritado de España esta noche. Ahí comenzó la leyenda del Guaje. La leyenda de David Villa.

Continúa siendo bajito, pero ahora toda España cantan sus goles.  David Villa ha enloquecido al país. Y éstá a punto de convertirse en el hombre récord de La Roja.

Para Villa lo de marcar goles decisivos no es nuevo. Los ha marcado en el Sporting de Gijón, en el Zaragoza, en el Valencia y los marca ya en el Barcelona. Es el Bota de Oro de la  Eurocopa 2008, uno de los máximos goleadores del pasado Mundial y está a un solo gol de convertirse en el máximo goleador de la selección de todos los tiempos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s